Así trabaja un buen vendedor.

¿Tú también has sido atacado y acorralado por ese ser despiadado, agresivo, siempre al acecho, que en cuanto te ve, va en línea recta, te aborda y te suelta un guion memorizado de principio a fin, sin respirar, no sea que a ti te dé tiempo a interrumpir, que no te escucha, no te pregunta, y que deja totalmente cortocircuitado a tu cerebro.

Si tú también te has cruzado con él, estarás de acuerdo conmigo, cuando digo que este comercial agresivo produce muchísimo rechazo.

Si quieres cerrar tus ventas con éxito y escalar en tu negocio no pierdas de vista estas habilidades comerciales que tendrás que masterizar: 

 

  1. Un buen comercial tiene iniciativa para entrar a su cliente. Sim embargo, el cliente no debe sentirse atacado ni acorralado en el proceso de venta.
  2. La comunicación ha de ser bidireccional. Es decir, tanto el cliente como el vendedor deben participar en la conversación. Una de las herramientas más potentes de un comercial es la pregunta. Utilízala. 
  3. La escucha activa es necesaria para saber qué quiere y que necesita tu cliente. Si quieres aumentar tus ventas, habla menos y escucha más. Por eso, tienes dos orejas y una boca, para escuchar el doble de lo que hablas.
  4. Un buen comercial es además una persona empática. Se pone en lugar de su cliente e intenta aportar valor y soluciones satisfactorias.
  5. Y por último, recuerda que si te dedicas a las ventas, vas a recibir muchos NO. Debes aprender a gestionarlos y no tomártelos de manera personal. 

 

Si te interesa ser más persuasivo y convincente en tu comunicación puedes revisar el servicio de mentoría privada que ofrezco en este enlace https://lavidaespuroteatro.com/mentoria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.