¿De qué va esto de la comunicación no verbal? 

Antes de la invención de la radio, la mayor parte de la comunicación se realizaba por escrito a través de los libros, cartas y periódicos. Lo que significaba que los políticos poco agraciados y pésimos oradores, como Abraham Lincoln, podían alcanzar el éxito si insistían lo suficiente y redactaban medianamente bien. 

La era de la radio dio paso a gente con un buen dominio de la palabra hablada, como Winston Churchill, que era un fantástico orador pero a quien le habría costado llegar tan lejos en la era visual. 

Los actores de cine mudo, como Chrarles Chaplin, fueron los pioneros del dominio del lenguaje del cuerpo, ya que en la pantalla sólo disponían de este medio de comunicación. La habilidad de los actores quedaba clasificada como buena o mala por su capacidad de utilizar gestos y señales del cuerpo para comunicarse con el público. 

Cuando el cine sonoro se hizo popular y los aspectos no verbales de la actuación pasaron a un segundo plano, muchos de los actores del cine mudo cayeron en la sombra y sólo sobrevivieron los que poseían buenas habilidades, tanto si eran verbales como si no. 

Pero ¿cómo afecta el lenguaje no verbal en nuestro día a día?

Al investigar el lenguaje del cuerpo, se ha descubierto que del impacto total del mensaje un 7% es verbal (sólo palabras), un 38% es vocal (tono de voz, inflexión y otros sonidos) y un 55% es no verbal. 

Por eso, hoy día, en las reuniones de negocios, el lenguaje del cuerpo es el responsable de entre el 60 y 80% del impacto sobre una mesa de negociación, y la gente se forma entre el 60 y el 80% de su opinión inicial sobre una persona en menos de cuatro minutos. 

Los estudios también demuestran que, cuando se negocia por teléfono, la persona con el argumento más potente suele ganar, algo que no es tan cierto en los encuentros personales, porque, en general, tomamos nuestras decisiones finales más por lo que vemos que por lo que oímos. 

Las palabras se utilizan principalmente para transmitir información, mientras que el lenguaje del cuerpo se utiliza para negociar actitudes interpersonales y, en algunos casos, como sustituto de los mensajes verbales. 

Sin embargo, el ser humano rara vez es consciente de que sus posturas, movimientos y gestos pueden estar contando una cosa mientras su voz y sus palabras cuentan otra. 

Un pregunta muy habitual cuando hablamos de comunicación no verbal es si es o no posible fingir. La respuesta es NO. 

 

Par ver la importancia de tu lenguaje corporal en una reunión de networking echa un vistazo a este video: https://www.youtube.com/watch?v=NmZXmaIrdSA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.