fbpx

Tu mente, ¿aliada o enemiga?

La mente humana esta diseñada para detectar en peligro y por ello es adicta al miedo.

¿Acaso pensabas que tu mente buscaba y procuraba tu felicidad?

¡¡¡No, para nada!!!

A tu mente no le importan tus sueños. Ella no está diseñada para que seas feliz, para que triunfes o para que cumplas tus objetivos.

Tu mente tiene un sólo objetivo. Y ese objetivo es: mantenerte con vida, cuanto más tiempo mejor. Y debido a ese objetivo alejará de ti cualquier personas, situación o cosa que considere peligrosa para tu supervivencia, aunque esas situaciones, personas o cosas sean las que a ti te hacen feliz. 

 

¿Cómo hace tu mente para mantenerte con vida?

Tu mente te ha entrenado y te ha educado en el miedo desde la niñez. Esa ha sido su tarea principal, siempre con el objetivo de hacerte sobrevivir más tiempo.

 

En lo más profundo de tu mente subconsciente se encuentran tus SENTIMIENTOS PRIMARIOS, aquellos traumas, decepciones y carencias que viviste en la niñez y que te sirvieron de lección para formar tus mecanismos de defensa con los que moverte en sociedad.

 

Las EMOCIONES más traumáticas y dolorosas quedaron sepultadas en tu mente subconsciente, para que pudieras seguir adelante, ya que con esa edad era imposible que pudieras gestionar aquellas emociones. 

En este campo de batalla en el que los problemas se multiplicaban a medida que ibas creciendo y relacionándote con más personas (los niños del colegio, profesores, otros adultos etc.) tu mente iba aumentando sus medidas de protección. ¿La más efectiva?

 

Las CONEXIONES NEURONALES: Cuando un problema se repetía en tu vida, tu mente identificaba que eso era algo importante y algo de lo que defenderte, por lo que grababa la solución para hacerte reaccionar en AUTOMÁTICO el resto de ocasiones. La solución, cómo puedes imaginar en la mente de un niño, no era necesariamente la más acertada para todas las ocasiones. Sin embargo, tu mente nunca se lo volvería a cuestionar y reaccionaría de esa manera defensiva en lo sucesivo.

 

A partir de ahí tanto tus PENSAMIENTOS como tus ACCIONES comenzaron a reaccionar en automático repitiendo una y otra vez los mismos patrones que te llevaban una y otra vez a los mismos RESULTADOS en tu vida. 

¿Dónde vien el verdadero problema?

Durante el 95% de tu vida estas reaccionando según unos patrones mentales PROGRAMADOS en tu mente con la visión y los miedos de un niño pequeño.

 

Si triunfar o prosperar no está dentro de tus SISTEMA DE CREENCIAS, así como las relaciones prometedoras, la salud, la abundancia económica o cualquiera de las metas, sueños u objetivos que te hayas propuesto en la vida, nunca las alcanzarás por más que te esfuerces y lo desees. El motivo es sencillo: no forman parte de tu zona de confort debido a tus experiencias en la niñez y las conclusiones que de ellas sacaste.

Además, aunque la oportunidad de tu vida estuviera delante de tu narices, no serías capaz de verla, porque tus creencias no te permiten percatar esa información.

 

El culpable de ello es tu SAR (Sistema de activación Reticular). Se trata de una red de conducciones nerviosas situada en la base de tu cerebro que conecta con la espina dorsal, el cerebelo y el cerebro y actúa como filtro de todos los mensajes sensoriales del mundo externo. Todo lo que ves, escuchas, sientes, hueles o saboreas pasa por esta red, que filtra los mensajes y los envía a la parte apropiada de tu cerebro para que los proceses.

Tu SAR hace de guardian a las puertas de tu mente y no deja pasar toda la información que llega, sino aquella que coincide con la que YA tienes, desechando toda la demás. Ese «toda la demás», pueden ser las personas, oportunidades u ocasiones que necesitas para atraer a tu vida aquello que te hace feliz, pero al no coincidir con tu PATRÓN, tu SAR las rechaza y es un juego inconsciente del que tú no te das ni cuenta.

 

Eso explica por qué algunas personas parecen tener siempre buena suerte, siempre encuentran buenas oportunidades o siempre les salen bien las cosas, mientras que a otras les ocurre todo lo contrario. todo está en su PROGRAMACIÓN.  

Es injusto, lo sé.

 

¿Hay algo que se pueda hacer al respecto? La respuesta es un rotundo sí. No es fácil, no te voy a mentir.

Si las creencias almacenadas en tu mente subconsciente son las culpables de tus resultados en tu vida, lo que debes hacer es cambiar esas creencias. 

 

¿Cómo puedes acceder a ellas si son inconscientes?

1- Gestionando las emociones reprimidas en la niñez, lo que te ayudará a

2- Identificar y eliminar tus creencias limitantes.

3- Todo ello hará que amplies tu zona de confort gracias a enfrentarte al miedo a lo desconocido y

4- Creando nuevos hábitos que te llevarán progresivamente a nuevos patrones de pensamiento y comportamiento.

 

También existe un atajo: Puedes engañar a tu SAR haciendo que la información que deseas RE-PROGRAMAR en tu subconsciente pase desapercibida a su control. El mecanismo ideal para ello son los AUDIOS SUBLIMINALES. Como ESTE DE AQUÍ que puedes descargar de manera gratuita.

 

Con toda esta información tan poderosa y reveladora, es posible que no sepas por dónde continuar. Ahora tienes dos opciones: hacer el proceso tú sólo y cometer los errores habituales que te harán el camino más largo o pedirme ayuda para ir más rápido.

Yo ya conozco la fórmula y puedo ayudarte.

¡Llámame y te cuento mi plan!

No tardes. Tu vida es demasiado importante como para que pierdas el tiempo.

Lavidaespuroteatro.com

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up