porqué Me da miedo hablar en público

¿Alguna vez te has preguntado como vivirías si no te preocupase caerle bien a la gente o te diera igual la opinión que los demás tienen de ti?

Nos importa y mucho lo que gente opine de nosotros y más si se trata de nuestro seres queridos. lo que es norma. Queremos y necesitamos gustar, ser aceptados y formar parte del grupo, del clan. El ser humano es un animal social y el sentimiento de pertenencia es vital para él. Ser aceptados por el grupo y formar parte de él nos da seguridad y confianza. Nos mantiene a salvo. Quedar fuera del grupo significa quedar a merced de los peligros y las amenazas del entorno.

Antiguamente, cuando un animal salvaje quería comerte o un miembro de otra tribu pretendía atacarte el grupo aseguraba tu protección y tu supervivencia. Quedar fuera de él suponía la muerte. Esa información quedó grabada a fuego en nuestro cerebro más primitivo, en el cerebro reptiliano.

Ese es el motivo por el que a día de hoy ser aceptado es tan importante para el ser humano. Tu ego se siente a salvo cuando forma parte del grupo. En cambio, si eres rechazado tu ego se siente en peligro de muerte, a merced de los peligros del entorno.

Como ya sabrás, los americanos hacen estudios para todo. Bien, pues una Universidad de Estados Unidos hizo una encuesta, hace ya tiempo, para averiguar cuales son los miedos más habituales del ser humano.

¿Sabes cuál era el miedo que apareció en cuarto lugar? El miedo a la muerte. ¿Y cuál fue el miedo número 1? ¿El más común de todos? Hablar en público. Hay gente que preferiría morir antes que hablar en público.

Este miedo irracional a exponernos públicamente nace de ese miedo al rechazo del que hablábamos. Miedo a no ser aceptado socialmente, miedo a hacer el ridículo, a no dar la talla, miedo a nos gustar, a aburrir a quien nos escucha, a equivocarnos delante de un grupo de personas…

Dado que el ser humano procura evitar las experiencias dolorosas, preferimos escondernos (y no hablar en público), en lugar de correr cualquier riesgo. 

Este miedo al rechazo también puede ser debido a tu autoconcepto (cómo te ves a ti mismo) o a tu autoestima (cómo te sientes contigo mismo). Por eso, para vencer el miedo a hablar en público, no basta con trabajar los aspectos relacionados con la oratoria. También es necesario realizar un trabajo de autoconocimiento y desarrollo personal.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *