Hablar en público; una demanda profesional en auge en España.

Saber hablar bien en público va a provocar que puedas acceder a puestos de trabajo muy superiores a tu preparación académica, e incluso que accedas a mejores condiciones que tu competencia.

Abogados, líderes de equipo, comerciales, profesores, políticos, funcionarios, emprendedores… y un sin fin de oficios más requieren del dominio de la oratoria en el lugar de trabajo. Por eso, los profesionales que no se adapten a esta demanda van a ver estancada su trayectoria profesional.

¿Quieres progresar en tu entorno laboral? Empieza hoy a cultivar tus dotes de comunicación.

Cada vez más empresas en España solicitan trabajadores que sean capaces de desenvolverse con seguridad y comodidad ante una audiencia concurrida. En un entorno laboral tan competitivo como el que vivimos ya no vale con tener conocimiento técnicos y digitales. Es necesario saber vender y venderse. Es por eso, que la capacidad de hablar en público supone un valor añadido para cualquier candidato desde el mismo momento de la entrevista de trabajo. Además de dominar sus nervios, este candidato sabe explicarse mejor que su competencia y tiene más facilidad para transmitir, seducir y contagiar su entusiasmo.

Saber hablar en público significa conectar con tu audiencia con tus propias palabras, saber transmitir tus ideas para que el público pueda absorberlas y que además esté de acuerdo con ellas. Estoy hablando de influir en las decisiones de otras personas, y para poder hacerlo bien, es necesario dominar la oratoria, saber muy bien de lo que estas hablando y creer firmemente en ello para poder transmitirlo con determinación al público.

Si lo consigues, influirás en la opinión de las personas que tienes en frente. En definitiva, “conseguirás meterte al público en el bolsillo”.

La buena noticia es, que hablar en público no es un don con el que nacen sólo unos pocos afortunados. Es una habilidad que se aprende y se entrena. Y que una vez dominada te ayuda a ganar en seguridad y autoestima.

Cuando aprendas a ser tú mismos ante un auditorio o grupo de personas, siendo capaz de gestionar tu ansiedad, mostrando naturalidad en tu comunicación no verbal, y pudiendo expresar tus ideas con claridad no habrá objetivo profesional que se te resista.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *