Habilidades comunicativas en las PYMES

 

En cuento a la formación técnica, la generación que tenemos a día de hoy es la mejor formada en los últimos 30 años. En cambio, en la formación de competencias y habilidades directivas hay una carencia importante de técnicas de comunicación en público, motivación, liderazgo… Es decir, aquellas herramientas imprescindibles en la empresa del futuro inmediato.

Hoy en día un directivo de primer nivel, un facilitador de personas, un líder, un responsable de área, proyecto o empresa, debe primero saber comunicar.

La manera de trabajar ha cambiado, y la manera de vender también. Nunca antes la habilidad para influir y persuadir había sido tan importante como hasta ahora.

A igualdad de condiciones quien comunica mejor gana. Por eso, el nuevo modelo de venta se basa en la confianza. ¿Y qué necesitas para ganarte la confianza de tu público? Aprender a venderte bien. Y para poder venderte bien es necesario que sepas comunicar bien tus ideas. Porque puedes tener la mejor idea de negocio o el mejor producto del mercado pero si no eres capaz de comunicarlo no existirá para los demás.

Hay una herramienta de marketing que la mayoría de los empresarios no están aprovechando al máximo. Esa herramienta es “hablar en público”. La comunicación en público es la herramienta más efectiva a la hora de conseguir clientes, comunicar tu propuesta, tus servicios, tus productos, a la hora de ponerte delante de tu público objetivo, de comunicarte con él.

La gente ya no compra productos o servicios, la gente compra soluciones, estados emocionales. Por lo tanto, la clave de una comunicación eficaz no está en lo que dices, sino en cómo lo dices. Sin embargo, muy pocos hombres y mujeres de negocio tienen la habilidad de hablar en público sin aburrir. La mayoría habla sobre datos, estadísticas, probabilidades, números y características de producto, olvidando lo más importante; la emoción. La emoción ayuda a que el discurso quede en la memoria de tu interlocutor. La pasión genera confianza. Y la confianza vende más.

Es cierto, que las Pymes no pueden competir con las grandes multinacionales para captar buenos comunicadores, pero sí pueden dirigir parte de sus recursos a desarrollar estas técnicas entre sus directivos y empleados.

Como ya hemos dicho, el nuevo modelo de venta se basa en la confianza. Y la confianza se genera hablando en público con pasión. Mostrando seguridad, comodidad y cercanía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.